Mano de santo

Manos en el Museo de Escultura de Valladolid.

El hombre ha hecho la mano; él la ha separado poco a poco del mundo animal, la ha liberado de una antigua natural servidumbre; pero la mano ha hecho al hombre. Ella le permitió ciertos contactos con el universo que no le aseguraban sus otros órganos o las otras partes de su cuerpo. Levantada al viento, abierta y separada como un ramaje, se excitaba al capturar los fluidos. Multiplicaba las superficies delicadamente sensibles al contacto con el aire y con las aguas.

Focillon, Henry: La vida de las formas y El elogio de la mano.

…yo había estado investigando ataduras con las manos desatadas, porque algunas personas no podían mantenerlas a la espalda demasiado rato por problemas de hombros y cervicales. Gracias a ello vi que las manos eran un importante elemento de expresión y encontré la vía hacia la estética barroca, que me interesa muchísimo. Y resulta que Osada Steve comentó una foto de Fetlife en que la modelo aparecía con las manos desatadas. Decía Steve que la primera idea del hojojutsu era inmovilizar las manos del prisionero para evitar que te agreda. Lo comentaba en los cursos muy jocosamente: “si no atas las manos de la modelo, te puede agarrar de los cojones” [Risas]. Yukimura también empezaba por las manos, porque es la primera sensación de la modelo de estar a merced del atador. Para Steve, si las manos no están atadas la línea del shibari con el hojojutsu se rompe y entonces ya no es shibari, es “no shibari”. Y esto encajaba perfectamente con lo que me estaba pasando a mí…

Extracto de la entrevista con Josep Lapidario